¿Por qué perdimos nuestro comedor?

Lo perdimos porque salió a concurso tras el nuevo cambio en la legislación sobre contrataciones públicas. Sin previo aviso, y adelantando los plazos no tuvimos la oportunidad de concursar… pero aunque lo hubiesemos hecho, las empresas multinacionales de restauración colectiva no nos hubieran dado margen de actuación. Lo hubieramos perdido igualmente.